Reflexión: ¿Morir de éxito o de incompetencia?

Indignado, pues sí. Y si no escribo estas líneas reviento.

Durante estos días de principio de septiembre, en los periódicos y televisiones, ha aparecido la noticia del corte de luz, por parte de la compañía eléctrica,  a cuatro hoteles de un mismo propietario en una misma localidad. La causa, el impago de las facturas y según parece, la conexión ilegal a la red eléctrica sin pasar por el contador.

Como huésped de hoteles me indigna está decisión. Más de 400 huéspedes han sido perjudicados en sus vacaciones por la negligencia de…… ¿del empresario, del instalador, de la compañía eléctrica, del Ayuntamiento, de la Generalitat,…..?

Al huésped que se ha quedado sin vacaciones, le importa muy poco de quien ha sido la culpa. Él sólo piensa en que sus vacaciones se han terminado antes de tiempo o han sido obligados a modificarlas. Al llegar a sus domicilios, los más positivos la comentaran como una anécdota y otros, quizás un poco más crispados, como una mala experiencia que no quisieran repetir.

Como huésped de hoteles y consumidor de destinaciones turísticas, las frases que más me han hecho reaccionar es la de unos huéspedes que han comentado: “Yo no vuelvo por aquí” i “nos han arruinado las vacaciones” entre otras frases. Estas frases generalizadoras hacen mucho daño a  la destinación, ya que yo, como huésped, puedo entender que toda la destinación es de la misma calaña y que no se ha atendido correctamente a los huéspedes afectados. Entiendo que no ha sido así.

Esta negligencia, por llamarlo finamente, está causando daños muy graves al prestigio e imagen de una marca turística de una destinación. El trabajo de muchos años de dedicación se ha visto aSun Villagelterado negativamente por un INDUSTRIAL (que NO HOTELERO), y va a costar mucho dinero y esfuerzo en convencer a futuros huéspedes de que este “señor” ya no está en activo, y que el resto de HOTELEROS no tienen estas u otras prácticas no convencionales.

Lo cierto es que en todos los países, cada año, se dan casos de negligencia de INDUSTRIALES que juegan a ser hoteleros porque han comprado un hotel.

Desgraciadamente, es muy probable, que dicha empresa vuelva abrir el año que viene, como si nada hubiera pasado. Espero que por lo menos cambien de nombre, el “señor» y la empresa.

Como huésped entiendo que es muy fácil morir de éxito (por exceso) o morir por incompetencia (por tener miedo de exigir).

PD: Me surge otra pregunta. ¿Quién realizo la instalación? ¿El lampista del hotel?, ¿No sabía que se estaba realizando algo ilegal y poniendo en peligro a los huéspedes?

R.Huésped.